';
Preloader logo

Parque Nacional de El Teide

Empfehlen
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Getagged in
El Parque Nacional del Teide, una de las grandes maravillas del mundo, es un paisaje único de cráteres, volcanes y ríos de lava petrificada que rodean la impresionante silueta del Volcán Teide, que se alza hasta los 3.718 m de altitud. Es un tesoro geológico en el que los volcanes, cráteres, chimeneas, coladas de lava y productos diversos, forman un impresionante conjunto de colores y formas. Fue declarado Parque Nacional en 1954 y en 1989 recibió el Diploma Europeo a la Conservación en su categoría máxima. Posee dos centros de visitantes, uno en el Portillo y otro en el Parador Nacional, dedicados respectivamente a la naturaleza y a los usos tradicionales de Las Cañadas. En 2007 fue declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial. La estructura dominante es el Teide, imponente edificio volcánico que ofrece un aspecto muy distinto según el lugar o la época en que sea observado, deleitando siempre al espectador con sus múltiples caras. Es la tercera estructura volcánica más alta y voluminosa del planeta, después del Mauna loa y Mauna kea en Hawai, así como la mayor elevación de Las Islas Canarias y de toda España. Inició su formación hace 170.000 años tras el deslizamiento gigante del anterior edificio volcánico, aún mayor que el actual. Dentro del Parque Nacional, puedes encontrar numerosos servicios que te permitirán conocer y disfrutar de este espacio: cómodos accesos por carretera que cruza todo el Parque, dos centros de visitantes que desvelan algunos de sus secretos, una zona de restaurantes para reponer fuerzas, numerosos miradores que permiten componer una completa panorámica, una extensa red de senderos para los visitantes que deseen adentrarse en el Parque e incluso dos alojamientos, el Parador Nacional de Las Cañadas del Teide y el Refugio de Altavista a 3.260 metros de altitud. WEB