';
Preloader logo

Casa Fuerte

Casa Fuerte

Declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento (1986). Fue construida por D. Pedro de Ponte en 1556 para defender sus propiedades de las incursiones piratas que asolaban las costas de Adeje. Esta residencia fortificada, mezcla de casa de campo y fortaleza, guarda celosamente historias de piratas, esclavos, marqueses y comercio. Un gran incendio la devastó en 1.902 dejando en pie lo que hoy se puede apreciar desde el exterior, salvándose el Archivo Histórico, uno de los más importantes de Canarias. La Casa Fuerte fue centro político y económico de la zona durante tres siglos.

Sin lugar a dudas, esta casa-fortaleza se encontraba ubicada en un lugar estratégico, desde donde se domina gran parte del territorio y se controla la salida del agua del Barranco del Infierno.

La Casa Fuerte de Adeje se configura como un gran conjunto constituido por diversas edificaciones que a lo largo de los siglos ha ido cambiando de uso. Residencia fortificada, mezcla de casa de campo y fortaleza, de planta casi cuadrada, ocupaba una superficie de 7.200 metros cuadrados. En sus ruinas, lo que corresponde con las antiguas cocinas persisten, al paso del tiempo, esgrafiados de estilo múdejar que repiten el mismo esquema y motivo que los de la iglesia de Santa Úrsula, destacando la cruz esgrafiada. También quedan restos de un friso decorativo de esgrafiados en la parte alta del interior de lo que fue ese edificio, con elementos geométricos.

Localización