';
Preloader logo
Renuévate por dentro y por fuera.

¿Buscas descanso? Imagínate en alguna de nuestras playas, escuchando la brisa del mar mientras te tumbas en la arena. O quizá prefieras descansar junto a la piscina en el hotel.

Una alternativa son los centros de SPA, donde podrás encontrar diversos tratamientos, jacuzzi, termas…

Un momento para dedicarte a ti y renovarte por completo.

¿Sabías qué…?

El agua del mar, especialmente la del atlántico, posee 99 elementos presentes en nuestro organismo. Además, contiene vitaminas y microorganismos que la piel absorbe para beneficiarse de ellas.

Bañarse en el mar puede mejorar problemas cutáneos como el acné, la dermatitis, las heridas y ayuda a eliminar toxinas.

La brisa marina que llega a nuestras costas está cargada de sales minerales e iones negativos con efectos relajantes y detoxificantes.

Los rayos de sol producen vitamina D en nuestro organismo, necesaria para absorber calcio y prevenir enfermedades como la osteoporosis, la hipertensión o los dolores musculares.

La arena de la playa está impregnada de los beneficios del agua marina. En algunos centros wellness es uno de los tratamientos que ofrecen.

Los chorros a presión tienen beneficios curativos para los dolores musculares, reducen tensiones y proporcionan bienestar.

Además, la hidroterapia ayuda a prevenir el estrés y las consecuencias derivadas como el insmonio. También ayuda a activar la circulación sanguínea, abriendo poros y eliminando toxinas de la piel.

Ten en cuenta que en una sesión de spa perderás líquidos a través de la sudoración, por lo que es muy importante beber agua antes y después.